52 Retos Literup·Relato

Reto 2: Noche del revés.

El constante goteo resuena en el callejón vacío. El sonido me machaca el cerebro como si fuese un martillo golpeando un yunque. Abro los ojos con esfuerzo y miro a mi alrededor buscando algo que active los recuerdos que parecen querer esconderse en el fondo de mi memoria. Un canalón roto deja escapar el agua que produce el molesto ruido que me ha despertado. Mi gabardina está echa jirones junto a unos cubos de basura, al verla una evocación me golpea. Las imágenes se agolpan durante mi vano intento de poner orden en la algarabía.

Miré hacia atrás mientras corría como nunca lo había hecho. Los zapatos resbalaban en la acera y salpicaban al cruzar los charcos recién formados. Las voces al fondo me perseguían mientras doblaba esquinas intentando despistarles. Esquivé por los pelos un montón de escombros cuando entré en el callejón trastabillando. La gabardina se enganchó en una verja desgarrándose por completo. La solté lo más deprisa que pude y la lancé a una esquina sin detenerme apenas. Al volver la vista de nuevo al frente solo encontré una escalera de incendios acercándose peligrosamente a mi cabeza. Fui incapaz de frenar y la oscuridad siguió al dolor intenso en la frente. 

Me froto la cabeza buscando algún chichón por el golpe. Me levanto con esfuerzo y reviso mi vestimenta para comprobar si ha sufrido mejor suerte que mi gabardina. Los pantalones y la camisa parecen estar bien, al chaleco le falta un botón, pero nada importante. La americana tiene una mancha de algo que no puedo identificar a simple vista en la manga, tendré que pedir a Betsy que la lleve a la tintorería. No puedo evitar seguir mirando la mancha como si tuviese algo realmente importante en ella.

La música llenaba el local mientras agitaba mi vaso de whisky con hielo. Desde allí podía ver a todos los parroquianos sin que nadie se percatase de mi presencia. El saxofonista también parecía querer pasar desapercibido a pesar de estar subido en el escenario. Por suerte para él la bella Darla acaparaba la atención de toda la concurrencia. En algunos casos demasiada atención. El tipo de la primera mesa ya se había llevado dos puntapiés en la indiscreta mano que buscaba tesoros allá donde le estaban prohibidos, y estaba a otro intento de acabar probablemente en el hospital con un tacón clavado en el ojo. La única persona que escapó de mi escrutinio fue la camarera, que sólo se hizo visible al derramar media bandeja sobre mi manga. Se agachó a intentar limpiarme vanamente con un trapo mientras acercó sus labios a mi oído.

—Disimula —susurró mientras introdujo un papel doblado en mi bolsillo— ellos siempre están mirando.

Rebusco en todos mis bolsillos buscando la nota que me dejó la camarera, pero no está por ningún lado. En realidad no está ni la nota ni mi cartera, algún ratero habrá aprovechado que estaba inconsciente para robarme. ¡Y también se ha llevado mi sombrero! No está por ninguna parte del callejón.

Resignado comienzo el camino de vuelta a la oficina. La ciudad comienza a despertar y varios transeúntes me miran sin disimulo por mi aspecto desaliñado. El local que se anuncia como una simple cafetería está al fondo de la calle. La mayor parte de las autoridades saben del sótano en el que se bebe todo tipo de licores pese a la prohibición estatal. Decido entrar para tomar un café que me quite el dolor de cabeza que sigue machacándome insistentemente.

Al cruzar la puerta veo mi sombrero encima de la barra, no sé cómo ha podido llegar hasta ahí. Me siento en uno de los taburetes, cojo el sombrero y lo reviso para cerciorarme de que no tiene ningún desperfecto. En la solapa interior encuentro un papel doblado varias veces, lo saco con cuidado y lo desdoblo para leerlo.

“No sigas escribiendo”

Vaya, tendré que dejar el resto de la historia para otro momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s